1+

Mantener un peso saludable es fundamental para tener una buena salud. Tanto nuestra alimentación, como nuestro estilo de vida, juegan un papel importante en nuestro peso, y en nuestra salud. A continuación encontrarás 8 tips para bajar de peso.

Toma agua – Muchas veces confundimos el hambre con deshidratación. Intenta tomar mínimo 8 vasos de agua al día y toma agua antes de tus comidas, esto puede ayudarte a bajar de peso. Evita tomar gaseosas, bebidas azucaradas, cafeína y alcohol.

Come saludable – Consume muchas verduras y frutas, la fibra retarda la digestión y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre. Escoge grasas saludables, como nueces, semillas, pescado, palta y aceite de oliva. Come carbohidratos complejos, provenientes de frutas, verduras, granos enteros, nueces semillas y legumbres. Come proteínas magras.

Cocina en casa – Esto te permite controlar el tamaño de tus porciones y la calidad de los ingredientes. Cocinar en casa también te permite regular la cantidad de sal y grasa que consumes. Intenta no comer alimentos fritos y prueba utilizar hierbas y especias para darle sabor a tus. comidas.

Come más seguido – Comer más seguido aumenta la sensación de saciedad y disminuye el hambre, lo cual evita que comamos de más. Además, comer con mayor frecuencia le deja saber a nuestro cuerpo que la comida está disponible y que está bien que queme energía en lugar de conservarla y almacenarla como grasa.

Toma desayuno – El desayuno activa tu metabolismo y te ayuda a controlar de mejor manera los antojos. Asimismo, un buen desayuno evita que te de mucha hambre a media mañana, evitando que piques comidas no saludables en esos momentos.

Revisa lo que compras – Observa las etiquetas y los ingredientes de los productos que compras. Evita el azúcar, el jarabe de maíz de alta fructosa, las grasas trans, y los nombres difíciles de pronunciar (probablemente sean productos químicos).

Haz ejercicio – La actividad física, aparte de ayudarte a bajar de peso, tiene muchísimos beneficios para la salud. Intenta hacer 30 minutos de ejercicio al día para mantenerte fuerte y con un peso adecuado. Recuerda que cualquier movimiento es válido: camina, usa las escaleras, corre, haz yoga, anda al gimnasio, haz natación, baila, lo que más te guste. ¡Sólo mueve tu cuerpo!

Duerme bien – Intenta dormir mínimo 7 horas. La falta de sueño altera los ritmos circadianos, lo que puede ocasionar que el cuerpo no regule adecuadamente el metabolismo, el apetito, y la energía. Además, las hormonas leptina y grelina, que nos indican cuando estamos llenos, se comportan de forma alterada con la falta de sueño.

Tu peso no te define. Quiérete tal y como eres, reconoce lo mucho que vales. Sólo así podrás cuidarte y buscar la mejor manera de nutrir tu cuerpo y tu alma.

Recuerda, ¡ya eres perfect@!